Los implantes dentales hacen posible recuperar la sonrisa usual, como se ha visto en noticias de actualidad. Esta es una técnica ayuda a sonreír de nuevo, y que se siente como un diente auténtico, por lo que es una opción disponible como implante dental Sevilla.

Implante dental Sevilla, una opción cuando el diente no puede recuperarse

A pesar de que los dientes estén hechos de un material muy resistente, pueden sufrir daño irreversible, que hace necesario la extracción del mismo.

Los dientes pueden llegar a calificar para ser extraídos cuando son corroídos irreparablemente por caries o cuando sufren un traumatismo. Su extracción es recomendada para evitar cualquier peligro en la salud del individuo.

Un implante dental Sevilla tiene un trabajo idéntico al diente natural

En la Clínica Dental Helident, los pacientes se acercan con nerviosismo por haber perdido alguna pieza dental. Esta es una circunstancia que, aunque muchas veces pudo haber sido prevenible, también posee terapéutica acorde a cualquier caso.

El hueso mandibular, que forma parte del cráneo, está fusionado con los dientes, incluyendo los infantiles, que caen, y los de la vida adulta.

Los implantes dentales se fusionan al hueso maxilar a través de tornillos metálicos, y están fabricados con titanio puro. Esta pieza reemplaza la raíz dental adherida al hueso, que debe ser extraída junto con el resto del diente dañado.

Las ventajas de los implantes dentales son diversas

Los pacientes sometidos a los implantes dentales recobran su sonrisa, superando su timidez e inseguridades..

Los implantes dentales Sevilla, a diferencia de las prótesis, son adosados al diente y no tienen necesidad de ser retirados, puesto que están sueltos.

Asimismo, mejoran la movilidad para articular palabras, sonidos, y masticar. Esto asegura una mejoría en la calidad de vida del paciente, un pronóstico para el cual la Clínica Dental Helident emplea implantes dentales de marcas eficaces y con perdurabilidad.

Ante la pérdida de una pieza dental, son una solución permanente

Las piezas dentales, al ser extraídas, no pueden ser recuperadas. Esto puede limitar la capacidad de habla del paciente, su habilidad para comer y su desenvolvimiento social.

La tasa de éxito de un implante es dependiente de su ubicación, y además, candidatos como fumadores o personas diagnosticadas con diabetes son individuos no calificados para un implante dental.

Un tratamiento óseo-integrado perdura con el paso de los años

Para la Clínica Dental Helident, los tratamientos con implante dental Sevilla deben proveer al paciente una solución a largo plazo. Entre las técnicas con mayor naturalidad está la óseo-integración, que fija la pieza artificial a la mandíbula, es decir, el hueso maxilar, y previene su movilidad y aflojamiento accidental.

Esto le permite al diente artificial emplearse como un diente natural, la diferencia entre un diente y otro es mínima. Además, no predispone de otras lesiones o movilizaciones al resto de los dientes.

El cuidado del implante dental asegura una inversión favorable

Una correcta higiene bucodental diaria tras haber colocado el implante dental ha sido colocado, según la Clínica Dental Helident, le permitirá a la pieza dental artificial ser mantenida por décadas.

El éxito de un implante recae en la buena salud bucal del paciente, así que visitar periódicamente al dentista, una higiene regular dada por hilo dental, cepillo, y enjuague bucal, previenen afecciones que puedan impactar negativamente en las condiciones de la nueva pieza dental artificial.